castellano/português/català/english


     
     

La digitalización de los estudios universitarios de comunicación: Un mapa de situación

En este documento se traza un panorama de los estudios universitarios de Comunicación en Europa y América Latina, fijando especialmente la atención en la tensión existente entre los sistemas tradicionales de formación y los actuales procesos de "digitalización". En segundo lugar se analiza en detalle ese procesos de "digitalización de los estudios de Comunicación", un procesos que se presenta desequilibrado y asimétrico en las diferentes realidades universitarias y nacionales. Finalmente, se describe la presencia de contenidos digitales en las carreras de Comunicación que actualmente se enseñan y se propone una clasificación de los mismos.


1. Los estudios universitarios de comunicación en Europa y América Latina: entre la tradición y la digitalización

Nuestra reflexión parte de un hecho indiscutible: en los últimos años se ha incrementado notablemente la oferta de cursos, la cantidad de alumnos y el número de instituciones dedicadas a la formación universitaria en el sector de la Comunicación. Más allá de las especificidades de cada sociedad, año tras año se ha producido un aumento de la matrícula de las carreras de Comunicación en casi todas las universidades que conforman la Red ICOD y en sus respectivos países

2. La digitalización de los estudios de comunicación: un procesos desequilibrado y asimétrico

El ingreso de los temas digitales (teóricos, prácticos y metodológicos) ha sido desequilibrado y asimétrico en los planes de estudio de las universitarias europeas y latinoamericanas. Algunas instituciones han sido más permeables que otras a la introducción de la comunicación digital dentro de sus recorridos de formación. El presente capítulo describe algunas situaciones concretas y pasa revista a algunos de los principales factores que inciden en la incorporación de contenidos digitales identificados en los documentos y debates de la Red ICOD. Para una mayor comprensión se han dividido estos factores entre exógenos (externos a la institución universitaria) y endógenos (internos respecto de la institución universitaria.


3. Los contenidos digitales: entre la teoría y la práctica

De la misma forma que proponemos no continuar pensando en comunicación "digital" en oposición a un tipo de comunicación "no digital" -teniendo en cuenta que todos los procesos comunicativos se encuentran mediados por el uso de estas tecnologías-, también afirmamos que resulta difícil estimar un procesos de formación en comunicación que pueda aún evitar la interpelación de lo digital.
Al revisar los planes de estudio de varias universidades en el ámbito europeo y latinoamericano se constata que la temática digital está atravesando de muchas maneras estos recorridos formativos. Podemos incluso llegar a un mapa aproximado acerca de tipologías generales en cuanto a la forma que adopta la enseñanza de contenidos digitales y, sobre todo, el fomento de competencias vinculadas con el desarrollo de nuevos horizontes culturales y el manejo de herramientas de trabajo relacionadas con lo digital. Aunque estos tipos seguramente no se manifiestan "químicamente puros", pueden ser un buen punto de partida para analizar el estatus actual de los contenidos digitales en la formación universitaria. Tampoco debemos perder de vista el hecho de que nuevos escenarios -en cuanto al desarrollo tecnológico, la institucionalidad universitaria y las demandas del ámbito profesional y laboral- puedan presumiblemente producir a mediano plazo transformaciones en esta tipificación.
Debemos anotar además que si bien al agruparlos se puede verificar un ideal de recorrido completo de lo general a lo particular, de lo teórico a lo práctico, no siempre se encuentran reunidos o consolidados dentro de una sola matriz formativa. Al contrario, en muchos casos se observan desbalances entre el énfasis que ofrecen estos contenidos entre el "saber hacer" y el "saber reconocer", muestra de que en general no se logra trascender los viciados mecanismos que a nivel gnoseológico nos hacen mantener una estricta división entre saberes prácticos y teóricos. De otra parte, y como ya se ha expresado más arriba, estos énfasis estarían relacionados además con diversos factores, entre otros las dimensiones de la institución universitaria, la tradición más o menos larga de los estudios de comunicación o la disponibilidad de tecnologías.
El informe presentado por la Universidad Nacional de Rosario nos da un índice de este comportamiento en universidades argentinas, cuyos ejemplos no distan mucho de otros abordados por el equipo de trabajo:

"En general los currículos de las carreras, salvo pocas excepciones, están pensadas en el uso instrumental de la tecnología, relegando a estos estudios a asignaturas del mundo del hacer separado de las materias denominadas ´teóricas´. Percibimos una brecha enorme entre análisis crítico de la dimensión social y comunicativa y esfera del hacer con la tecnología. Esta cuestión está menos pronunciada en carreras más especialistas como las de "Realización y Comunicación Audiovisual", "Diseño Gráfico y Visual" y "Multimedia". En muchos planes de estudio directamente están en núcleos o áreas denominadas instrumental, y esto se repite en muchas de las carreras de posgrado (tanto especializaciones como maestrías)".

En contraste con esta realidad descrita, aparece la propia experiencia de la Universidad Nacional de Rosario, donde se intenta trascender la discusión acerca de la oposición teórico/práctico. En el informe elaborado por la UNR se expresa:

"Cuando abordamos la problemática de la formación, si bien acordamos con que una sólida formación teórica es consustancial a la Universidad, avanzamos un poco más para definir que lo que debemos fortalecer en el nuevo currículo es una formación epistemológica que permita a los estudiantes no solo apropiarse de las teorías, sino, y de manera fundamental, adentrarse en los tipos de razonamientos que produjeron tales teorías".

En este mismo sentido ocurren otros desplazamientos: de "disciplina a currículum integrado" para alejarse del tipo de diseño curricular "tipo colección donde los contenidos están claramente delimitados y aislados"; y de "materias a espacios curriculares", para la articulación de distintos tipos de saberes (saber nocional, saber hacer, saber estético, etc.). De tal modo, esta experiencia intenta incorporar lo digital al mismo tiempo "como constructos, modelos, artefactos o resultados del análisis".
Pero veamos cómo se desenvuelven en líneas generales las tipologías mencionadas, algunos de sus puntos críticos, y ejemplos de prácticas formativas a partir de asignaturas presentes en programas de estudio en varios países:


Download .pdf (136Kb)

 

 

 

 

 

 

 

 

Evolución | Situación Actual